IWC SCHAFFHAUSEN APOYA EL ESFUERZO DE ALFABETIZACIÓN DE CAMBOYA

Siem Reap, Camboya, 10 de marzo de 2014- El fabricante de relojes suizo IWC Schaffhausen ha abierto dos escuelas con una biblioteca en Roluos, Camboya. Su construcción fue posible en parte gracias a las ganancias de un reloj IWC en platino que salió a subasta al precio de 173.000 francos suizos, en noviembre de 2013. De cara al futuro, la empresa se ha comprometido a proporcionar acceso a la escolarización a 1200 niños. Entre los esfuerzos conjuntos de IWC junto a la Fundación Antoine de Saint-Exupéry para la Juventud y la organización Sipar para luchar contra el analfabetismo en el país está también la creación de una nueva biblioteca móvil.

Desde la semana pasada, la Escuela Primaria Hun Sen Roluos dispone oficialmente de nueve aulas completamente equipadas y una biblioteca moderna. Aquí, a tan sólo 13 kilómetros de Siem Reap, la capital de una de las provincias más pobres de Camboya, 1200 niños podrán recibir educación y tener la oportunidad de un futuro mejor. En un país en el que casi dos terceras partes de la población no saben leer, es una expectativa muy alentadora. Para conseguir que más personas tengan acceso a material de lectura, también se ha puesto en marcha una nueva biblioteca móvil que visitará de manera regular muchos pueblos remotos. La furgoneta está pintada con imágenes del pequeño principito en colores vivos, como reconocimiento a la obra maestra de Saint Exupéry y a la Fundación que sus herederos fundaron para ayudar a los niños y jóvenes. IWC Schaffhausen y la Fundación Antoine de Saint-Exupéry para la Juventud han trabajado conjuntamente como socios y con la ayuda de Sipar, una organización local, han conseguido finalizar el proyecto en tan sólo 6 meses. Uno de los edificios de la escuela ha sido restaurado y el otro es completamente nuevo. La inauguración ha tenido lugar en presencia de representantes de la UNESCO, funcionarios del gobierno local, delegados franceses y representantes de los medios. Georges Kern, CEO de IWC explicaba que “en el sistema educativo camboyano faltan profesores y personal especializado porque la generación de personas entre treinta y cuarenta años virtualmente no existe. Nos tomamos nuestra responsabilidad social muy en serio y creemos que cualquier ser humano tiene que tener derecho a la educación. Estamos especialmente agradecidos con esta oportunidad de poder contribuir a la educación de la generación más joven gracias a la escuela y la biblioteca móvil.”

JUNTOS CONTRA EL ANALFABETISMO

Desde que se unió a los herederos de Antoine de Saint-Exupéry en el 2006, IWC ha honrado la memoria del gran escritor francés y aviador con una serie de ediciones especiales limitadas del reloj Aviador. Algunas piezas únicas en platino han conseguido desde entonces precios muy altos en las subastas, e IWC ha destinado las ganancias a apoyar diferentes proyectos organizados por la fundación francesa a favor de niños desfavorecidos. Sin ir más lejos en noviembre de 2013, una de estas piezas únicas salió a subasta en Sotheby’s en Ginebra. El reloj, un Gran Aviador Calendario Perpetuo Edición “Le Petit Prince” en platino (Ref.IW502801), cambió de manos por el precio de 173.000 francos suizos. IWC y la Fundación Antoine de Saint-Exupéry para la Juventud destinaron las ganancias a financiar la escuela que se inauguró la semana pasada. “Sin el respaldo de potentes socios como IWC Schaffhausen probablemente no habríamos logrado cumplir nuestra misión”, explicaba Olivier d’Agay, sobrino nieto de Antoine de Saint-Exupéry y Director de Saint-Exupéry-d’Agay Estate. “Colaboramos estrechamente con Sipar, una organización no gubernamental que ha estado luchando contra el analfabetismo en Camboya durante los últimos 22 años y apoya muchas iniciativas vinculadas a colegios, y la educación, aquí en el terreno.” Una inscripción en el edificio de la escuela recién inaugurada en Roluos conmemora la participación de las tres organizaciones: “Esta escuela fue construida por Sipar con el apoyo de la Fundación Antoine de SAINT-EXUPÉRY para la Juventud e IWC Schaffhausen- Marzo de 2014”.

DOS EMPRESAS CON UN OBJETIVO COMÚN

Para Georges Kern, CEO de IWC, el compromiso social es una parte esencial de una política corporativa exitosa. “Es un gran orgullo y un honor que nuestra colaboración con los herederos de Antoine de Saint-Exupéry ayude a mantener su filosofía humanitaria y contribuya a la educación de los jóvenes.” Ya en el 2008, tras la subasta del Aviador UTC platino Edición Antoine de Saint-Exupéry, IWC destinó las ganancias a proyectos de Sipar en Camboya. Uno de los muchos proyectos conjuntos realizados por IWC y la Fundación Antoine de Saint-Exupéry para la Juventud es el apoyo a la institución humanitaria Vol de Nuit/ Vuelo Nocturno en Argentina. Esta organización benéfica trabaja codo con codo con escuelas, hogares e instituciones creadas para ayudar a los niños de la calle en Buenos Aires y de esta manera rescata a muchos de éstos alejándolos de una vida de delincuencia, evitando que pidan limosna y estén completamente abandonados. Las ganancias de otra subasta se utilizaron para construir la “Ecole des Sables-Antoine de Saint Exupéry”, una escuela en el desierto de Mali. El centro funciona como un internado, que ofrece a los niños nómadas acceso a la educación durante 8 meses al año.

 IWC SCHAFFHAUSEN

Con un enfoque claro hacia la tecnología y el desarrollo, la manufactura suiza de relojes IWC Schaffhausen lleva fabri­cando desde 1868 relojes de valor duradero. La empresa se ha hecho un nombre en todo el mundo gracias a su pasión por soluciones innovadoras, su espíritu inventivo y gran habilidad técnica. Como una de las marcas punteras a nivel internacional en el sector de los relojes de lujo, IWC fabrica obras maestras de la Haute Horlogerie que reúnen ingeniería y precisión con un diseño exclusivo.

FUNDACIÓN ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY

Bajo los auspicios de la Fundación de Francia, la Fundación fue creada por los herederos de Antoine de Saint-Exupéry para promocionar la filosofía humanista del gran escritor francés. En colaboración estrecha con empresas que comparten sus valores y objetivos, la Fundación trabaja principalmente para ayudar a los jóvenes desfavorecidos de todo el mundo fomentando y financiando iniciativas locales diseñadas a proporcionar educación y formación en una gran variedad de ámbitos. Inculcando un sentido en la vida de los jóvenes y enseñándoles a vivir juntos como parte de sus comunidades, a encontrar la satisfacción en el trabajo y a acceder a la cultura a través de la lectura y la escritura, se les ayuda a convertirse en ciudadanos responsables.

Noticia facilitada por: santamariajoyeros.es